Promociones en Surya, yoga en villalba y la sierra de madrid  Blog


Mayo de 2020

Blog Olvido  

 Olvido López Olivares
 04-05-2020



La inmunidad y el pH.

¿Qué es el pH?. Es una escala de medida que representa la concentración relativa de hidrógeno e iones hidroxilo en un sistema líquido. Esto es de manera muy simplificada lo que dice la ciencia.

Las sustancias se clasifican como: neutras, ácidas o alcalinas (básico significa lo mismo que alcalino). Para alcanzar la salud en el organismo tiene que haber un equilibrio entre el nivel de acidez y alcalinidad. Los valores de pH en el cuerpo varían de un órgano a otro, predominando el medio ácido en el estómago y alcalino en la saliva por ejemplo. La sangre es la única que suele presentar un valor constante de 7.4 (ligeramente alcalino).

La regulación y el mantenimiento de unos niveles de ácido normales es vital para el organismo. Por ejemplo la sangre solo puede trasportar como es debido los nutrientes y el oxigeno si el índice ácido está dentro de la normalidad. Los ácidos resultantes del proceso metabólico pueden salir fuera del organismo a través de los riñones, el intestino, la piel y los pulmones... o bien el organismo se encarga de suprimir los efectos perjudiciales de dichos ácidos "compensándolos".

Cuando el cuerpo se acidifica es porque recibe demasiadas sustancias ácidas y no tiene suficientes sustancias alcalinas para compensar. En estos casos deposita los ácidos en el tejido conjuntivo que es donde menos perjuicios ocasionan a corto plazo.

Los efectos a largo plazo son alteraciones que no tienen una manera espectacular de manifestarse, sino que van ganando terreno poco a poco.

Algunas de esas manifestaciones son:

- falta de energía crónica

- agotamiento al menor esfuerzo

- irritabilidad

- dificultad para concentrarnos

- mala capacidad de recuperación

- manchas en las uñas

- molestias articulares

- excesiva sensibilidad al dolor

- propensión a las infecciones

- inflamación

- propensión a las alergias...

Si llegados a este punto no se corrige nos llevaría a enfermedades más graves. Entre las consecuencias de la acidificación hablábamos de inflamación, de propensión a las infecciones, poca capacidad de recuperación... También hablábamos antes de que si la sangre está ácida no puede llevar a cabo bien su función de distribución. Esto significa que estamos creando un caldo de cultivo para favorecer la proliferación de virus, bacterias, hongos y por lo tanto la enfermedad.

Lo más rápido para saber el pH es usar las tiras reactivas de saliva que venden en la farmacia. La forma correcta de usarlas es por lo menos dos horas después de haber comido. Se realizará con saliva recién segregada, por lo que tragaremos la saliva que tenemos en la boca, segregar nueva, volver a tragar y en esta segunda vez de saliva segregada humedecemos la tira reactiva.

- pH 7.6: ideal. Lo estamos haciendo bien.

- pH 7.3-7: ni si, ni no.

- pH 6.4- 6.1: se puede comenzar a desarrollar enfermedades crónicas.

- pH 5.5- 4.9: estados donde ya se manifiestan enfermedades crónicas.

¿Como surge la acidez?

Tanto el tipo de alimentación como el estilo de vida suelen ser las causas principales de un organismo ácido.

- alimentación incorrecta predominando los alimentos ácidos (exceso de carne, alimentos refinados, azúcar...)

- nicotina y cafeina

- estrés, sobrecargas físicas y mentales

- alcohol

- falta de actividad física

- contaminantes medioambientales

- transformación y neutralización insuficiente de los ácidos debido a una carencia de vitaminas y oligoelementos

Cuando el organismo no es capaz de evacuar los ácidos producidos y estos se acumulan nos acidificamos. La mejor manera de cambiarlo es mejorar en los ambitos que veamos que fallamos:

- estrés: meditación, sofrología, PNL caminar en la naturaleza, leer... tenemos que encontrar la manera que a cada uno le va bien para gestionar mejor el estrés.

- ejercicio: buscaremos un ejercicio que nos motive y nos ayude a llevar una vida activa. Hay que tener en cuenta que el ejercicio extenuante conseguirá el efecto contrario, nos acidificará.

- alimentación: siempre priorizar los alimentos frescos y vivos, que no contengan azúcar, que no sean procesados, priorizar los de origen vegetal a los de origen animal...

- tóxicos medioambientales: humos de tubos de escape, los que encontramos en la cosmética, tabaco, vapores de productos químicos...

-agua: es preferible usar agua filtrada.

Olvido López Olivares



                   
         
Logo        
C / Libertad, 36 portal B, 1ºA
Collado Villalba                  
Tel: 619 858 662
surya@surya.com.es    
Mapa: http://xurl.es/surya               
        
Follow Surya_villalba on Twitter 






Inicio

Inicio